Cosas de ricos

por Fran el 15 noviembre 2012

Nadie que se pueda permitir cualquier cosa en la vida, y con esto me refiero a que tenga todas sus necesidades ampliamente cubiertas y que incluso pueda pagar una sanidad y educación privadas, debería criticar lo que otras personas en una situación menos favorecida hagan con todo su derecho para o mejorar su status o no perder lo conseguido con esfuerzo. Ni tampoco criticar a quien estando en una posición social y profesional estable y solvente, les apoye y ponga a disposición de los más débiles toda la ayuda que les pueda prestar.

Todo esto viene porque antes, durante y tras la huelga general de noviembre tuve que leer y escuchar cosas lamentables y ciertamente repugnantes de personas que jamás moverán un día un dedo por cambiar nada ni ayudar a nadie.