Principios

por Fran el 25 febrero 2010

Se puede creer o no a las personas, confiar en ellas o desconfiar de todos.
Yo elegí creer a no creer, confiar a no confiar. Eso sí: no me traiciones porque no doy segundas oportunidades.