Amaneceres desde mi ventana

por Fran el 27 diciembre 2009

La sierra de Carrascoy es la que flanquea la ciudad de Murcia por el sur, a apenas unos seis kilómetros de distancia.
Mi casa está al norte, en las afueras de la ciudad, y el balcón de mi habitación está orientado hacia el sur. Así que al asomarme, la vista es toda la ciudad de Murcia y la huerta que la rodea delante de mí y de fondo la sierra y el cielo.
Como además nunca duermo con las persianas bajadas, todos los amaneceres del año pasan por delante de mis ojos. Si en ese momento de cada día coincide que los tengo ya abiertos puedo contemplar amaneceres como el de esta mañana, que en invierno son especialmente bonitos por tardar más el sol en levantarse.
Esto es lo que veía hoy desde mi cama, aún acostado y a través de la ventana...


Amanecer271209

Un poco de psicología del color

por Fran el 15 diciembre 2009

"¿Qué diría si le pidiera que eligiera un color para utilizar como titular en un anuncio, un color que no pasara desapercibido, que literalmente nos forzara a mirarlo?
Probablemente, la respuesta sería "rojo brillante".
Pero ¿por qué? ¿Qué es lo que hace al rojo tan especial? ¿Por qué todas las señales de prohibido, las de peligro o las del equipo contra incendios están pintadas de rojo? Aunque es probable que no seamos capaces de explicar la razón, sí que sabemos que un verde claro, por ejemplo, simplemente no tendría el mismo efecto.

He aquí una razón posible y probable.
Nuestros ojos poseen dos tipos diferentes de células sensoriales de luz: células "cónicas" y "bastoncillos". Las células bastoncillos sólo captan la intensidad de la luz y no transmiten ninguna información de color. Las células cónicas sólo captan el color, pero son selectivas. Algunas captan el rojo, otras el verde y otras el azul. Y no todas están presentes en la misma proporción.
Imagine cómo serían las cosas hace 50.000 años, cuando éramos físicamente casi iguales que ahora pero no disponíamos de ningún avance tecnológico más allá del uso de las herramientas básicas. A continuación, pensemos en cómo era el medio ambiente. No habría muchas cosas azules aparte del cielo y el océano. Las personas de entonces no usaban, no podía usar, ninguna de las dos, ya que no existían ni los barcos ni los aviones. De forma que el azul estaba presente, pero no era muy importante en términos de supervivencia diaria.
Por otra parte, el verde era importante. Si había mucho verde alrededor, significaba que las plantas crecían, lo que a su vez significaba que había una fuente de comida disponible, ya fueran las propias plantas verdes u otros animales que se alimentaban de ellas. De forma que el verde era muy importante pero no suponía un problema.
¿Y el rojo? Por extraño que parezca, existen muy pocas cosas en el medio ambiente que sean rojas. Los amaneceres y las puestas del sol, y algunas flores y moras (y, como muchas moras son venenosas, la habilidad para reconocer el rojo era muy importante). Pero en general, si había mucho rojo, significaba que alguien estaba herido o que algo se estaba quemando. De forma que el rojo no sólo era importante, sino que podía impulsar inmediatamente a la acción como ningún otro color ha podido hacer jamás. De este modo pasó a significar "preste atención, ahora mismo" y se ha asociado en concreto a la urgencia y el peligro.
La proporción entre células cónicas rojas, verdes y azules es de 40:21:1. Así, en realidad, hemos evolucionado para poder ver, reconocer y responder al rojo mejor que a cualquier otro color.
A pesar de ello, si quiere crear un titular que no sea llamativo, intente con un agradable azul pálido.
"


Mark Gatter (www.markgatter.co.uk)
(extraído de su libro Listo para imprenta / Getting It Right In Print).

...Y hablando de cine

por Fran el 09 diciembre 2009

...hay épocas en que me apetece más hacer unas cosas que otras.
Por ejemplo, casi todos los sudokus que hago al año son en invierno, cuando salgo después de comer a mi terraza donde se agradece el suave sol murciano.
De la misma manera, es en verano cuando más me apetece ver pelis en casa. Quizás aprovechando las eternas noches veraniegas en que hay que llegar a la cama con muchas ganas de dormir para conciliar el sueño.
E igual que me gusta leer un libro con un lápiz cerca de mí para ir subrayando los pasajes que más me llaman la atención (porque con ellos aprendo algo, porque me impacta la experiencia, porque me recuerdan a mi propia vida, ...), de la misma manera me gusta anotar diálogos o frases de las películas que veo.
Este es el resumen de unas pocas del verano pasado:

Sospechosos Habituales.

"Para tener poder [..] sólo necesitas la voluntad de hacer lo que el otro no se atreve."

('Verbal' Kint a Dave Kujan).


Casino.

"Cuando se quiere a una persona hay que confiar en ella, no hay otra forma. Tienes que darle la llave de todo lo que posees, si no ¿de qué sirve tu amor?
Durante un tiempo yo creí vivir un amor de esa clase."


(Sam 'Ace' Rothstein)


Match Point.

"Aquel que dijo 'más vale tener suerte que talento', conocía la esencia de la vida.
La gente tiene miedo a reconocer que gran parte de la vida depende de la suerte. Asusta pensar cuántas cosas se escapan a nuestro control. En un partido hay momentos en que la pelota golpea el borde de la red, y durante una fracción de segundo puede seguir hacia adelante, o caer hacia atrás. Con un poco de suerte sigue hacia adelante y ganas, o no lo hace y pierdes."


(Chris Wilton)


Mongol.

"No menosprecies al cachorro débil; podría convertirse en un tigre feroz."

(Proverbio mongol)


"- Tengo una duda: todos los mongoles temen al trueno, ¿por qué tú no?

- No tenía donde esconderme."


(Temudjin responde a Jamukha)


Una Historia del Bronx.

"Era alta, guapa y tenía clase [..]"

(Calogero 'C' Anello sobre Jane Williams)

Celda 211 vs. Network

por Fran el 07 diciembre 2009

El sábado por la noche acordamos ir a ver Celda 211. No está mal, pero por mi parte ni fú ni fá...
Y ese "ni fú ni fá" aumentó gigantescamente al día siguiente (ayer tarde) mientras disfrutaba de una obra maestra desconocida hasta hace 48 horas para mí: Network. Enorme película llena de matices en cada uno de sus minutos y con un mensaje directo, crudo y vigente que la hace aún más admirable teniendo en cuenta que se estrenó en 1976.
Faye Dunaway está sensacional en todas las escenas, y el resto de actores te dejan sin palabras cada vez que aparecen.
El guión es alucinante, plagado de diálogos y frases memorables, pero me quedo con uno entre dos de los protagonistas:

Ambos mirándose a los ojos y en la distancia corta:

- Max Schumacher: "Yo... Creo...que una vez di una conferencia en la Universidad de Missouri".
- Diana Christensen: "Yo estaba entre el público; sentía una gran pasión de colegiala por usted que me duró un par de meses".
- M.S.: "Si pudiéramos trasladarnos por un momento a esa situación que predijo la pitonisa sobre 'relaciones sentimentales con un hombre maduro', ¿tiene algún compromiso esta noche?"

Se hace una pausa y ella, sin dejar de mirarle, toma el teléfono que tiene a su derecha; llama a alguien, a quien le dice:

- D.Ch.: "No me esperes esta noche. Llámame mañana".
- M.S.: "¿Tienes algún restaurante favorito?".
- D.Ch.: "Como cualquier cosa".
- M.S.: "Tengo la sensación de que me estás engañando...".
- D.Ch.: "...Es cierto".
- M.S.: "Te prevengo que no hago nada la primera noche que salgo con una mujer".
- D.Ch.: "Ya lo veremos".

Él se aparta hacia su mesa para recoger su abrigo y se dice en voz baja:

- M.S.: "¡Imbécil! En qué te estás metiendo...".

Poladroid project

por Fran el 02 diciembre 2009

Después de tantos meses mal-actualizando este blog querido, es normal que vaya haciendo bastantes referencias al pasado.
Una de ellas es mi descubrimiento de Poladroid, un pequeño programa que transforma cualquier foto en una con aspecto de las clásicas polaroid, teniendo algunas opciones de configuración muy sencillas con las que lograr el efecto que más nos guste.
Estas son algunas de las pruebas con mis fotos: