De las calles de Marina a las del mundo entero

por Fran el 24 mayo 2008

Lo que me ha pasado hoy merece ser contado:

A Marina le gusta fotografiar paisajes urbanos.

Entrañas de la realidad, ahogando el ácido en el infierno...


Le ha gustado mi lavadora y su comentario me ha llevado a ver su última foto publicada en Fotolog; entonces me ha venido a la cabeza de inmediato aquel fotógrafo que conocí a través de un documental, no sé si en Canal Historia o en Odisea, que pasó muchos años fotografiando las calles de Nueva York... Pero ni idea de su nombre. Quería que Marina le conociera también, pero tenía que dar con él primero. Sólo recordaba que era calvo, con un nombre de origen judío.
¡Y al final tras un buen rato de búsqueda por internet he dado con él! Joel Meyerowitz.
Ahora voy a dar el enlace a una muestra de sus fotografías neoyorquinas. Y lo digo así en forma de aviso porque son simplemente maravillosas. Lo que me ha pasado al verlas es lo mismo que te ocurre cuando una canción te gusta mucho y la oyes una vez y otra y otra y otra sin parar. Eso mismo he hecho yo con la galería dedicada a Meyerowitz en iN-PUBLIC (también con "E.T.A." de Damon & Naomi..., pero de esto hablaré otro día).

Él explicaba en el documental al que me he referido que cuando salía a fotografiar Nueva York, sus calles, los peatones no reaccionaban de ninguna manera en especial, ya que para ellos era impensable que dentro de la escenografía de una ciudad, y más una como Nueva York, pudieran ser el objetivo de un tío que estaba haciendo compulsivamente fotos durante minutos parado en un lugar culquiera de una acera cualquiera. También explicaba cómo configuraba su cámara (una Leica 35 mm) para hacer todas las fotos. Otro momento alucinante era cuando parte del documental se desarrollaba en su estudio y mostraba las decenas de enormes estanterías repletas de decenas de cajas con decenas de fotografías suyas.....
Dejo aquí un vídeo en el qué él explica su forma de trabajar y otro en el que se le puede ver comentando su trabajo.







Así que el caos de hoy ha partido una lavadora que le ha gustado a Marina y ha acabado en uno de los mejores descubrimientos que he hecho en internet en mucho tiempo (creo que desde que descubrí IMDb, web a la que he de dedicarle un artículo exclusivo un día de estos): iN-PUBLIC, definido por sus creadores como "The home of street photography", y cuyo manifiesto completo se puede leer aquí. Por destacar algo por encima de todo, que sea la sección "Pic of the month", con las mejores fotos del mes enviadas a la web.

No sé fotografiar personas, lo reconozco, pero es que tampoco me atrae ni despierta mucho interés la fotografía con ese fin.
En cambio cuando a esas personas las situamos en un contexto, como en el caso de una ciudad, y son actores que complementan el decorado urbano y arquitectónico, es ahí cuando sólo me queda admirar a quien es capaz de sacarle el alma todo ese conjunto. Esto yo nunca lo he hecho a conciencia, sólo esporádicamente, y tengo muchas ganas de salir un día con mi cámara y retratar la vida de una ciudad, las historias que en ella se desarrollan de forma cotidiana.

Por eso las fotografías de hoy y realizadas por Joel Meyerowitz han parado mi vida durante unos minutos, como él detuvo la de una ciudad como Nueva York en cientos de instantes.