Bici!

por Fran el 17 marzo 2008

Hoy domingo he vuelto a montar en mi bici querida después de... ¡dos años y siete meses! El tiempo que aproximadamente hace que tuve mi accidente con ella y en el cual me rompí mi mano derecha (una mujer abrió la puerta de su coche justo cuando yo pasaba por al lado, y mi mano hizo crack al chocar contra ella).

Mi mano rota


Todo este tiempo ha estado guardada en una mugrienta habitación llena de gatos en casa de la hermana de la mujer que provocó el accidente.
He pasado la mañana poniéndola a punto y luego dando una vuelta por los alrededores de casa. ¡Y qué gran sensación!
Adoro mi bici que a tantos lugares me ha llevado desde hace años. No ha sido justo tenerla olvidada tanto tiempo, y ahora lo quiero recuperar.

Y mañana volveré a atravesar el centro de Murcia montado en ella; quiero volver a utilizarla para mis desplazamientos por la ciudad.
Nunca he ocultado mi defensa de la bicicleta como medio de transporte urbano. Muchas son sus ventajas: su uso te mantiene en forma, es gratuita, no contamina, no consume combustible, su mantenimiento acarrea un coste insignificante, no hay que aparcar, no está sujeta a horarios, no contribuye al caos circulatorio, sortea como mucha más agilidad los atascos y se puede circular de forma mixta entre calzada y acera.
Encima Murcia es un lugar privilegiado para su uso, por ser una ciudad sin apenas desniveles (sin cuestas!) y por el clima a lo largo de todo el año (no llueve nunca, por desgracia...)
Realmente son pocos los inconvenientes para usar la bicicleta en desplazamientos cortos por ciudad. Quizás el mayor inconveniente sea precisamente la ciudad en sí misma: por la inseguridad que genera el tráfico (muy pocos están concienciados para compartir el asfalto con bicicletas por no verlas como un vehículo más) y porque sólo se diseñan pensando en coches y autobuses urbanos.

[+] Plataforma Carril Bici Murcia
[+] CiclismoUrbano.Org
[+] Fundación Vida Sostenible: Situación del uso de la bici en Europa