:: Entender lo que se lee ::

por Fran el 06 diciembre 2007

Hoy he hecho algo que hacía tiempo que no realizaba: salir a pasear por los huertos que hay cerca de casa con mi cámara de fotos.
Esos huertos de limoneros, de huerta de toda la vida, tienen sus dos días tipo donde su fotogenia alcanza el máximo: los días como hoy en los que la potencia de la luz del sol ciega (en invierno, el sol tan bajo y con el cielo tan despejado obliga a las gafas de sol tanto como en verano), un 6 de diciembre en el que hemos llegado a los 20 º C a mediodía; lo opuesto también es el máximo de la fotogenia: días de frío, con el cielo gris plomo y recién llovido, con todo mojado y oliendo a limonero por todas partes.
Y parte del resultado de mi paseo ha sido esto:

Fotos 6 de diciembre de 2007


[Yes, Marija, this photos has been taken by me today at midday; as you can see, no snow at all.."sunflakes" everywhere!, till 20 ºC as expected ;)
Surely some of them will appear on Sxc.hu :D
]

Pero bueno, a lo que iba. El título de este post es el de uno de los artículos de la editorial de ElPais.com de hoy, del cual extracto lo siguiente:

"[..] Es de sobra conocido que la lectura de los padres llama a la lectura de los hijos, y viceversa. En España, el 44,5% no lee nunca o casi nunca un libro. Eso es un dato. Habrá que tenerlo en cuenta para encontrar mecanismos que estimulen la lectura de los adolescentes en cuya casa no se lea.
Leer es lo que lleva a comprender; y es lo que permite también expresarse con corrección a la hora de responder a una pregunta sobre un texto e incluso de forma oral en la vida cotidiana. El hecho de que el 38,5% de la población española adulta ni siquiera haya acabado los estudios obligatorios es un factor decisivo en los resultados de los alumnos, como también lo es la cantidad de libros que tengan en casa. Pero sólo faltaba que toda la responsabilidad de los malos resultados de sus hijos en comprensión lectora fuera de los padres. Son las administraciones, en este caso, especialmente las educativas y culturales, las responsables de identificar los problemas y de promover iniciativas que ayuden a solucionarlos.
[..]

Hace unos meses era invitado en La Noche Menos Pensada José Antonio Marina. Durante el tiempo de la charla con él, hubo una oyente que intervino en cuya llamada decía que un profesor de su hija se quejaba de que algunos compañeros de ella en secundaria no es que no supieran lo que se preguntaba en algunos enunciados de ejercicios (la solución, las respuesta), sino que ni tan siquiera comprendían el significado de las palabras que el enunciado contenía.

A algo parecido me he enfrentado yo el pasado curso y este con uno de mis alumnos, de 12 años ahora. Su incapacidad de compresión lectora y alta dificultad para encontrar una palabra en el diccionario o saber, una vez encontrada, qué acepción era la adecuada al contexto.
Poco a poco voy corrigiéndole. ¿Cómo? Con motivación, con paciencia y con atencion.
Hace poco dedicamos la primera media hora de una de las clases a que en una hoja escribiera dos columnas con lo siguiente: en una de ellas una lista de las cosas malas consecuencia de suspender y en la otra las buenas consecuencia de aprobar.
Había de todo, desde aspectos familiares (que mis padres no se enfaden conmigo, que no estén tristes, que no me griten), a la obtención de algún regalo (que haya Reyes), disponer de más tiempo libre, no repetir curso, que no se rieran de él, y lo que yo creo que era uno de los puntos más importantes: que él se diera cuenta que estudiando se aprende, que aprendiendo se comprende el mundo que nos rodea, las noticias, una conversación o unos datos científicos, que podemos expresar nuestras ideas y sentimientos, que podemos estar mejor informados y que finalmente podemos expresar nuestra propia opinión sobre cualquier tema. Y que además aprender es un placer.

Hacer comprender esto a un niño de 12 años no es fácil, pero es una obligación por parte de nosotros los adultos.
Aunque la complicación nace de los adultos que esto no lo comprenden, y por tanto no lo pueden trasnmitir como un valor.

[+] Pisa 2006 Survey (en inglés)

3 comentarios

Ten cuidado con elpais, chavalín, que en nada te afilias a NN GG. Preciosas fotos y trendie style.
Oye, mi silencio administrativo acerca de "cuando voy a ir a Murcia" significa que aun no he ido por allá. En navidad si que estaré una semanita. Bye!

por theant el 7 de diciembre de 2007, 13:04. #

Hombre, Hormiga!! Tú por aquí?? Entonces es que también te atrae el aroma trendi jaja
No te pierdas el post de mañana sábado que va precisamente de eso; te gustará! ;)

Te llamaré antes de que vengáis..Un abrazo, Quiasitón!

por Fran el 7 de diciembre de 2007, 22:28. #

ok, fran, let's comment without understanding the whole article.
anyway, if i cannot understand spanish, i still can understand the language of aesthetics, right?
and so, these photo series are really beautiful.
considering that in general i do not like nature photos too much, as long as they mostly look banal and rarely convey the real beauty of the nature.
but i really like these!
first of all - they are not banal. and i can feel the mood of the photos as well.
so, as i say: 10+
;)

por modish el 13 de diciembre de 2007, 22:52. #