:: Europa // Conversaciones // Índice Big-Mac // Sueños ::

por Fran el 29 marzo 2007

Europa.

El domingo pasado (25 de marzo) se cumplieron 50 años del Tratado de Roma, el nacimiento oficial de lo que ahora llamamos Unión Europea.
Los logros históricos desde entonces se pueden analizar desde muchos puntos de vista, pero yo prefiero pensar en cuál debe ser el papel de Europa en un futuro a nivel mundial. Debe mantenerse como la fuente de libertades y derechos, del compromiso social y con el medio ambiente, y como el baluarte de la defensa de todo lo obtenido en esos campos hasta la fecha. Fuente de valores de referencia que han sido exportados a todas las sociedades del planeta y de lo cual todos los europeos nos hemos de sentir muy orgullosos y a la vez siempre defensores ante posibles pérdidas o regresiones en todo aquello que hemos alcanzado.

Firma del Tratado de Roma (1957)



Conversaciones.

En la última semana he mantenido tres largas conversaciones que por uno u otro motivo han sido especiales y muy valiosas.
La primera con Leni a mediados de la semana pasada. Durante una hora repasamos lo que había significado conocernos y en el momento de nuestras vidas en que nos habíamos conocido.
Me dijo cosas muy bonitas, cosas que hacía mucho que nadie me decía, cosas que yo ya sé sobre mí pero que en mi actual situación vital escucharlas es oxígeno puro, y más de la persona de la que vienen...
Que conmigo se sentía por encima de todo, pero no por ella misma, sino porque yo le hacía sentirse así...
Que estando conmigo nos sobraba todo el mundo, no necesitábamos a nadie más estuviésemos donde estuviésemos, haciendo lo que fuera...
Y lo que más dentro me llegó: "no Fran, pero con lo que tú eres y tienes para dar, no sé... Tú me has enseñado a sacarle a una silla un valor que poca gente ve y que gente como tú podéis ver fácilmente en todo...". Después, por teléfono, me puso otro ejemplo: que hasta cuando tomábamos un aperitivo yo le sacaba lo que nadie hasta al plato de aceitunas que nos estábamos tomando...
Hacía años que nadie me decía eso.... Creo que la última persona fue Eva, en Valencia... lo que le fascinaba a ella el verme disfrutar y ser feliz con las cosas pequeñas, minúsculas de la vida....
Ver que transmito eso y que además no sólo lo reflejo sino que puedo hacer que alguien también sea feliz con lo pequeño que nos rodea... Es emocionante.
Tras hablar con Leni estuve varias horas pensando sobre eso, tanto tiempo que me fui a dormir con sus palabras en mi mente....
(Creo que esta facultad es una de las bases para haber desarrollado mi mirada fotográfica que creo poseer: mirar y ver lo que otros no ven).

La segunda conversación fue con Paco el viernes pasado. Una larga charla en la que tocamos básicamente temas sociales, sobre la actual sociedad, la juventud, la educación, la pérdida de valores fundamentales, el consumismo, el hacer las cosas por principios y no por interés u obligación... Pero cuando él dijo "Mira Fran, lo que yo no puedo soportar son LAS INJUSTICIAS", algo en mi caja de ideas brilló. Porque de repente dije "coño, nunca nadie me había dicho tan a las claras algo así, que no soportara las injusticias".
¿Y por qué saltó algo en mi caja de ideas? Porque yo tampoco puedo con las injusticias en cualquiera de sus formas, que las hay muchas. Me sentí bien al comprobar que hay personas a las que las injusticias les rebelan. Pensé "no soy el único al que le arde la sangre viendo el telediario, leyendo el periódico o viendo un coche aparcado encima de la acera mientras que una persona en silla de ruedas tiene que salirse a la calzada para continuar su camino..."

La tercera fue este martes por la mañana con Charles.
Me comentaba que cada persona se debe dedicar a hacer lo que mejor sabe, y dejar el resto para otros. Que por eso me llamaba a mí cuando tenía algún problema informático y él no se metía en donde no debía meterse, ni salirse de su nivel de "usuario básico" respecto a su manejo de ordenadores.
(voy a abrir la ventana para escuchar la lluvia cayendo a la vez que el "Karma Police" de Radiohead...)
Al escuchar a Charles, me dije "¡por fin!... Qué difícil es que la gente se mentalice de eso..., de que los profesionales están para algo, y que hay que acabar con los maestros de nada chapuceros que son el cáncer de profesionales como yo"...
Como cuando me entrevisté con el matrimonio coreano para hacer la web del restaurante de la mujer... Tuve que escuchar lo siguiente por parte del marido "Yo tenía un cliente que me hacía la página web de mi gimansio gratis, y tú quieres cobrarle a mi mujer 700 € por la de su restaurante." El cliente que le hacía la web gratis es...abogado.
Una clienta me dijo un día "Pues dedicándote a lo que te dedicas (diseño e informática) tendrás mucho trabajo"... Vender diseño y vender profesionalidad en este mundo es tarea de gigantes, y más en Murcia. Algo más difícil incluso que el desarrollo de mi trabajo en sí.

Índice Big-Mac.

De lo que más se ha hablado tras la entevista del martes en TVE al presidente Rodríguez Zapatero es de la pregunta que uno de los ciudadanos le hizo sobre "el precio de un café en la calle". Ha servido sobre todo para darnos cuenta de las diferencias económicas que hay ente barrios, pueblos, ciudades, provincias, regiones y zonas geográficas en España.
Pero eso ya está inventado desde hace muchos años a nivel mundial. Es el índice Big-Mac, que utiliza la famosa hamburguesa de McDonald's como patrón económico universal.

Big Mac



Sueños (epílogo).

Desde enero no soñaba con ella... Ahora ya van dos noches seguidas.
En enero no eran sueños, eran pesadillas. Ahora son de nuevo sólo sueños.

...cantan Guillemots:
"I just about managed to forget you
when you appear in a dream
and you're even more beautiful there than i remember you being
so i've come to decide that fate
is telling you to not go
and considering this
i want you to know

if the world ends
i hope you're here with me
i think we could laugh just enough
to not die in pain
if the world ends
it won't finish you
you're not the type they can capture
you flit like a fly catcher
they can't pin you down
can't pin you down
[..]
"