:: Nuevas formas de tortura ::

por Fran el 05 febrero 2007

Desde que dejé de tomar lorazepam, apenas duermo más de 3 ó 4 horas por las noches, me despierto continuamente y encima sueño hasta varias veces con ella.....Ya no es suficiente morirme por el día con su recuerdo, sino que encima en los pocos momentos que concilio el sueño por la noche aparece ella también, y lo peor es que entre rato y rato que duermo su recuerdo se intensifica....En definitiva: una tortura.
Así que esta noche volveré a drogarme. Supongo que la ausencia de sueños mientras lo estuve tomando a mediados de enero sería debida a sus efectos amnésicos... Vaya putada....
De todas maneras, para no basar mi alivio en sólo medicamentos (no puedo olvidar a mi querida aspirina) seguiré tomando tila y valeriana como hasta ahora. De hecho dejé de tomar el lorazepam por el mal rollo que me dan los medicamentos de largo plazo, pero es indiscutible su efectividad como asiolítico y contrarrestando el insomnio.

[+] Lorazepam en la Wikipedia inglesa (buen artículo) y en MedLine (web servida por la Biblioteca Nacional de Medicina de EE.UU. y sus Institutos Nacionales de Salud).