:: Droga dura & Gracias ::

por Fran el 19 enero 2007

Desde ayer me reconforto en la recuperación de mi autoestima y silbo...
Hace tiempo que decidí que eliminaría de mi vida a la gente que me quitaba energía, y que sólo dedicaría la mía a aquellos que se la merecen.
A quien me quiere, me entrego.
A quien me valora, me entrego.
A quien me aprecia, me entrego.
A quien también está en los malos momentos, me entrego.

Al resto, les obseguio con toneladas de indiferencia. Valgo mucho para dar mi energía a quienes ni la valoran ni la merecen.
Aquellos que tomen en su vida decisiones que les aparten de mi, allá ellos. Ellos se lo pierden. Ellos me pierden. Nunca conocerán a nadie que les haga olvidarme. Soy un lujo en la vida de cualquier persona, soy droga dura que con el tiempo crea adicción y que mi ausencia causa síndrome de abstinencia. Y esto que ahora escribo lo sé por experiencia. Y muchas personas también.

Gracias a todos los que habéis estado conmigo en las últimas cinco semanas. Vosotros sabéis quiénes sois. Nunca lo olvidaré.

3 comentarios

me llego al centro del corazon, lo q dices es verdad.... q bonito y que cierto, pero sobre todo que oportuno...

por angela el 27 de mayo de 2007, 1:14. #

Hola, Ángela:
Ante todo, gracias por tu interés en mi blog. ¿Cómo llegaste aquí?

Todo el mundo puede estar de acuerdo con mis palabras. Lo que no implica que cada persona signifiquemos tanto como nos creemos para los demás.
Quiero decir: las facultades físicas de cada persona son objetivables (todo el mundo puede saltar, pero no todo el mundo puede saltar ocho metros de longitud y quien no puede lo sabe).
De la misma manera pienso que las cualidades que describen nuestro carácter son objetivables: todo el mundo se puede creer de una manera, pero no significa que así lo seamos. Deberíamos darnos cuenta de eso. Sólo con la autocrítica podemos darnos nuestro justo valor.

Un saludo, Ángela.

por Fran el 27 de mayo de 2007, 20:09. #

Estoy de acuerdo en lo de la autocrítica, lo sé, es más: me considero una persona muy autocritica. En cuanto a la pregunta de cómo llegué a tu interesantísimo blog, fue un opotuno y agradable accidente buscando información.

Devuelvo el saludo.

por angela el 1 de junio de 2007, 1:27. #