:: Ñam! ::

por Fran el 21 noviembre 2006

Para empezar, Pollo en pepitoria con 1 kg de pollo, 2 huevos cocidos, 1 kg de patatas, 1 cebolla, piñones, nuez moscada, harina, 2 dientes de ajo, vino blanco, aceite de oliva y sal como ingredientes.

Según la señora Paquita González Hernández de la Comisión de Fiestas de Espinardo, "hay que dorar los piñones con el aceite limpio. Una vez limpia la carne y troceada, se va depositando en una cacerola y se sofríe, apartando un trozo del hígado del pollo para la salsa, para cuya elaboración machacaremos los ajos en un mortero, con un poco de sal, los piñones sofritos, el trozo de hígado y una yema de huevo; movemos y añadimos un buen vaso de vino blanco. En la misma cacerola donde hemos rehogado el pollo, sofreímos la cebolla en un poco de aceite, le añadimos una cucharada de harina y la nuez moscada, además de todo el contenido del mortero. A continuación se esparce por todo el pollo, dejándolo hervir unos 15 minutos. Se pueden añadir los huevos restantes troceados en el momento del hervor o sobre los platos servidos, que irán acompañados de patatas fritas"

Esta foto (que posiblemente no hace justicia visual al riquísimo sabor del plato) es una de las últimas preparaciones, con el pollo en pepitoria guisado en fuente de barro:


pollo en pepitoria

Eso era para empezar.
Ahora, una salsa para acompañar carnes. Yo la recomiendo para un buen entrecot de ternera, por ejemplo.

Y consiste en hervir un poco de apio en caldo de pollo. Sobre las cantidades: hay que tener en cuenta que es para hacer una salsa, así que con un vaso de caldo habrá más que suficiente. Cuando haya hervido el apio unos minutos, apagamos el fuego y añadimos un poquito de menta para que su aroma lo tome la salsa.
Por otra parte, sofreímos en una sartén pequeña algo de cebolla a la cual añadiremos unas setas troceadas (níscalos, champiñón, hongo ostra, o lo que se prefiera). Cuando tanto cebolla como setas estén ya bien sofritas, echaremos un par de cucharadas de coñac a la sartén, el cual flambearemos inmediatamente.
Tras flambear, pondremos el contenido de la sartén en un cuenco o vaso de batidora y añadiremos el caldo, con el apio y la menta; más o menos dependiendo de si queremos la salsa más o menos espesa.
Batiremos bien todo y la salsa estará lista.


Y para acabar, un paseo por la Guía Miguelín, un sitio web de modesto diseño pero muy ameno y divulgativo sobre gastronomía, con un amplio recetario.

:: Práctica del sexo anal ::

por Fran el 17 noviembre 2006

"La práctica del sexo anal requiere de una buena lubricación. Y, en un plano personal, es más satisfactoria si hay una sólida base de mutua confianza en la pareja.

Cabe recordar que -como en cualquier práctica sexual- nadie debe sentirse obligado a realizar el coito anal sólo porque su pareja se lo pida. Para que el sexo sea placentero es indispensable que se trate de una elección propia y personal. Además, insistimos en que siempre se tomen las medidas necesarias para que sea seguro -el uso de preservativo, especialmente entre desconocidos-.

El sexo anal es una actividad que requiere de un poco de paciencia, por lo menos al principio, porque tiene lo suyo. Para garantizar que resulte placentera, la persona penetrada debe haber evacuado antes. Así, la última parte del colon estará libre y su estimulación será gratificante. Un lavado con agua y jabón en esta zona siempre se agradece.

El ano no está diseñado para ser penetrado y por ello es necesario relajarlo. Es importante dilatar el esfínter anal lentamente y con mucho lubricante. El ano, a diferencia de la vagina, no se autolubrica; necesita alguna una crema o gel lubricante -de base acuosa si se utiliza preservativo-. Lo mejor es empezar con la introducción de un dedo para que el orificio se vaya adaptando. Tras algunos intentos y un poco de jugueteo en la zona, podemos pasar a introducir dos dedos. Cuando sintamos que el ano está suficientemente relajado, podemos introducir el pene.

La penetración ha de ser de forma suave, cuidadosa y paulatina. Retírate si tu compañera -o compañero- refiere un dolor que no tolera, si encuentras fuerte resistencia o si sencillamente no hay placer. Es aconsejable que la persona 'que recibe' sea quien controle el ritmo y la profundidad. Inicialmente, quien penetra no debe moverse muy enérgicamente -como ocurre durante el coito vaginal-, para evitar el riesgo de dañar algunos tejidos muy delicados.

Se desaconseja la penetración vaginal seguida de la anal -se corre el peligro de contaminar la vagina con flora bacteriana proveniente del recto y que el pene llevaría consigo-.
"

(3 de febrero del 2006 en Yo Dona blogs)

El artículo dedicado en la Wikipedia.es está muy bien, así como sus referencias a enlaces externos al final del mismo.

:: Willy Ronis :

por Fran el 12 noviembre 2006

"La fotografía es la mirada. O se tiene, o no se tiene"
Willy Ronis


La mejor exposición que ha habido hasta ahora en Murcia durante el 2006.


Carrefour Sévres-Babylone (1948)
Le Petit Parisien (1952)

:: Klubbers'Meeting ::

por Fran el 09 noviembre 2006

Klubbers'Meeting
Klubbers'Meeting


* Klubbers'Meeting *