:: 2005 ::

por Fran el 01 enero 2005

Durante los últimos años (o quizás siempre), mientras me tomaba las uvas durante las campanadas de medianoche en Nochevieja, pensaba fuertemente en un deseo con mi vida como objeto de mejora...
Pero a estas alturas estoy tan feliz y el 2004 ha sido tan buen año para mi (despegando en mi trabajo y en órbita con Cristina), que dediqué el tiempo de las doce campanadas a pensar en todas aquellas personas a las que quiero mucho y son importantes en mi vida, y para las que casi a diario dedico mis pensamientos más positivos...familia, amigos...OS QUIERO.